Así conduciremos mañana

Las Naciones Unidas estiman que en 2050 dos tercios de la población mundial vivirán en ciudades. ¿Cómo afecta esto al tráfico? ¿Y qué hay que hacer para que las metrópolis en constante crecimiento ofrezcan a las personas una vida que merezca la pena? Preguntamos a tres expertos cómo cambiará la movilidad dentro de 10 o 15 años.

Ver el vídeo

Así conduciremos mañana

Las Naciones Unidas estiman que en 2050 dos tercios de la población mundial vivirán en ciudades. ¿Cómo afecta esto al tráfico? ¿Y qué hay que hacer para que las metrópolis en constante crecimiento ofrezcan a las personas una vida que merezca la pena? Preguntamos a tres expertos cómo cambiará la movilidad dentro de 10 o 15 años.

Ver el vídeo

Señor Dasbach, ¿cómo cree que evolucionará la movilidad en los próximos 10 años?
Es previsible que el espacio de tráfico que ahora se asigna al coche se libere más para otros usuarios de la carretera. Las ciudades adaptan cada vez más sus condiciones marco a objetivos ecológicos. Esto incluye más servicios compartidos y vehículos eléctricos que, junto con el transporte público, ofre­cen más libertad para los viajes intermodales. En concreto, la bicicleta se está convirtiendo en el centro de atención.

¿Por qué está tan seguro?
Durante la pandemia, se ha puesto de manifiesto que el trabajo y la vida privada se fusionan cada vez más. Debido al aumento del trabajo en casa, ya no es necesario realizar largos desplazamientos al trabajo pero, en cambio, la movilidad se asocia cada vez más con el tiempo de ocio. Quizás primero vayas a una cita en bicicleta y luego te adentres en el bosque para despejarte. La movilidad no es solo un medio para alcanzar un fin, sino que forma parte cada vez más del estilo de vida personal.

¿Qué papel desempeña la eBike en esto?
Adquiere relevancia porque combina ambas cosas: en la ciu­dad, suele ser el medio de transporte más rápido y mejora la calidad de vida. Hace unos años, la eBike era sobre todo una especie de ayuda a la movilidad para las personas que no querían montar en bicicleta y que ya no se atrevían a hacerlo por razones de edad. Pero la verdad es que todo el mundo conoce la situación de no subirse a la moto porque es estresante o incómodo de alguna manera. ­La eBike aumenta la motivación para ir en bicicleta. La eCargo bike refuerza aún más esta tendencia. Cada vez hay más personas que empiezan a preguntarse: ¿necesito el coche en la ciudad? O ¿puedo llevar a mis dos hijos a la guardería en una bicicleta de carga? ¿Y qué más se puede hacer con ella? ¿La compra en el mercado semanal? ¿El trayecto a la tienda de bricolaje? Aquí surgen oportunidades que reciben un gran impulso con la electrificación.

Como fabricante de componentes para bicicletas eléctricas, ¿cómo se está preparando para los próximos avances?
Siempre nos preguntamos a qué retos se enfrentan los ciclistas. A estas preguntas ofrecemos respuestas innovadoras. Por ejemplo, hemos introducido Help Connect, un servicio que pide ayuda en caso de accidente con la eBike. Fuimos los primeros en introducir un sistema de asistencia para la eBike con el sistema de freno antibloqueo ABS. Otro foco de atención son los productos de protección antirrobo y otras ofertas digitales. La conexión de la eBike con los servicios digitales es un elemento básico en el camino hacia la movilidad del futuro. Con la introducción del sistema inteligente, ampliamos las posibilidades de conectar al ciclista y al entorno con la eBike. Por ejemplo, los eBikers pueden esperar periódicamente nuevas funciones que se transfieren cómodamente a la eBike a través de la aplicación.

¿Cómo de digital es la eBike del futuro?
En cuanto se unen la eBike y el smartphone, tenemos una experiencia de conducción conectada, que hoy en día ya es posible en gran medida. En el futuro, los eBikers no solo estarán conectados mientras montan en bicicleta, sino también cuando su eBike esté en el garaje o en otro lugar. Querrán saber que su bicicleta sigue en la estación cuando vuelvan. Esto solo funciona si está conectada a Internet para facilitar esta información al propietario. Otra ventaja de una eBike conectada es la comunicación con otros usuarios de la carretera.

Gregor Dasbach, vicepresidente de Negocio digital de Bosch eBike Systems, considera a la eBike el motor de la nueva movilidad. En el futuro, según su visión, los nuevos servicios digitales enriquecerán la experiencia de conducción.




¿A qué ventajas se refiere?
Sabemos por los estudios realizados que muchos de los accidentes de bicicleta en la ciudad se producen en giros en los que se pasó por alto a los ciclistas. Al interconectarse los usuarios de la carretera, en el futuro los conductores y los vehículos recibirán advertencias para evitar este tipo de accidentes. Creo que hay un enorme potencial en la comunicación con otros usuarios de la carretera.

¿Cómo cambian los servicios digitales la experiencia del eBiking?
De manera totalmente decisiva. El eBiking se está convirtiendo en una experiencia cada vez más personal. Esto ya comienza desde el principio. El hecho de desbloquear la eBike con la huella dactilar o con el smartphone desempeña un papel secundario. La eBike me sugiere una ruta que se ajusta a mi perfil de conducción. Se encarga de cambiar de marcha, de aprovechar al máximo la batería para la ruta y de que yo pueda conseguir, sin esfuerzo, que mis aplicaciones favoritas formen parte de mi experiencia eBike.

¿Qué productos va a desarrollar Bosch eBike Systems en los próximos años?
Seguimos dos estrategias en el desarrollo de nuevos productos y servicios. Lo primero es la seguridad en la conducción, desde el perfeccionamiento del ABS hasta la asistencia en caso de accidente. El segundo gran tema son las ofertas digitales que harán del eBiking una experiencia aún más atractiva y personal en el futuro. Esto incluye una conectividad sin fisuras. Porque las numerosas funciones nuevas solo resultan divertidas si el hardware y los componentes digitales están perfectamente coordinados. En este ámbito, seguiremos ampliando nuestro lide­razgo en innovación.

Gregor Dasbach, vicepresidente de Negocio digital de Bosch eBike Systems, considera a la eBike el motor de la nueva movilidad. En el futuro, según su visión, los nuevos servicios digitales enriquecerán la experiencia de conducción.




Señor Dasbach, ¿cómo cree que evolucionará la movilidad en los próximos 10 años?
Es previsible que el espacio de tráfico que ahora se asigna al coche se libere más para otros usuarios de la carretera. Las ciudades adaptan cada vez más sus condiciones marco a objetivos ecológicos. Esto incluye más servicios compartidos y vehículos eléctricos que, junto con el transporte público, ofre­cen más libertad para los viajes intermodales. En concreto, la bicicleta se está convirtiendo en el centro de atención.

¿Por qué está tan seguro?
Durante la pandemia, se ha puesto de manifiesto que el trabajo y la vida privada se fusionan cada vez más. Debido al aumento del trabajo en casa, ya no es necesario realizar largos desplazamientos al trabajo pero, en cambio, la movilidad se asocia cada vez más con el tiempo de ocio. Quizás primero vayas a una cita en bicicleta y luego te adentres en el bosque para despejarte. La movilidad no es solo un medio para alcanzar un fin, sino que forma parte cada vez más del estilo de vida personal.

¿Qué papel desempeña la eBike en esto?
Adquiere relevancia porque combina ambas cosas: en la ciu­dad, suele ser el medio de transporte más rápido y mejora la calidad de vida. Hace unos años, la eBike era sobre todo una especie de ayuda a la movilidad para las personas que no querían montar en bicicleta y que ya no se atrevían a hacerlo por razones de edad. Pero la verdad es que todo el mundo conoce la situación de no subirse a la moto porque es estresante o incómodo de alguna manera. ­La eBike aumenta la motivación para ir en bicicleta. La eCargo bike refuerza aún más esta tendencia. Cada vez hay más personas que empiezan a preguntarse: ¿necesito el coche en la ciudad? O ¿puedo llevar a mis dos hijos a la guardería en una bicicleta de carga? ¿Y qué más se puede hacer con ella? ¿La compra en el mercado semanal? ¿El trayecto a la tienda de bricolaje? Aquí surgen oportunidades que reciben un gran impulso con la electrificación.

Como fabricante de componentes para bicicletas eléctricas, ¿cómo se está preparando para los próximos avances?
Siempre nos preguntamos a qué retos se enfrentan los ciclistas. A estas preguntas ofrecemos respuestas innovadoras. Por ejemplo, hemos introducido Help Connect, un servicio que pide ayuda en caso de accidente con la eBike. Fuimos los primeros en introducir un sistema de asistencia para la eBike con el sistema de freno antibloqueo ABS. Otro foco de atención son los productos de protección antirrobo y otras ofertas digitales. La conexión de la eBike con los servicios digitales es un elemento básico en el camino hacia la movilidad del futuro. Con la introducción del sistema inteligente, ampliamos las posibilidades de conectar al ciclista y al entorno con la eBike. Por ejemplo, los eBikers pueden esperar periódicamente nuevas funciones que se transfieren cómodamente a la eBike a través de la aplicación.

¿Cómo de digital es la eBike del futuro?
En cuanto se unen la eBike y el smartphone, tenemos una experiencia de conducción conectada, que hoy en día ya es posible en gran medida. En el futuro, los eBikers no solo estarán conectados mientras montan en bicicleta, sino también cuando su eBike esté en el garaje o en otro lugar. Querrán saber que su bicicleta sigue en la estación cuando vuelvan. Esto solo funciona si está conectada a Internet para facilitar esta información al propietario. Otra ventaja de una eBike conectada es la comunicación con otros usuarios de la carretera.

¿A qué ventajas se refiere?
Sabemos por los estudios realizados que muchos de los accidentes de bicicleta en la ciudad se producen en giros en los que se pasó por alto a los ciclistas. Al interconectarse los usuarios de la carretera, en el futuro los conductores y los vehículos recibirán advertencias para evitar este tipo de accidentes. Creo que hay un enorme potencial en la comunicación con otros usuarios de la carretera.

¿Cómo cambian los servicios digitales la experiencia del eBiking?
De manera totalmente decisiva. El eBiking se está convirtiendo en una experiencia cada vez más personal. Esto ya comienza desde el principio. El hecho de desbloquear la eBike con la huella dactilar o con el smartphone desempeña un papel secundario. La eBike me sugiere una ruta que se ajusta a mi perfil de conducción. Se encarga de cambiar de marcha, de aprovechar al máximo la batería para la ruta y de que yo pueda conseguir, sin esfuerzo, que mis aplicaciones favoritas formen parte de mi experiencia eBike.

¿Qué productos va a desarrollar Bosch eBike Systems en los próximos años?
Seguimos dos estrategias en el desarrollo de nuevos productos y servicios. Lo primero es la seguridad en la conducción, desde el perfeccionamiento del ABS hasta la asistencia en caso de accidente. El segundo gran tema son las ofertas digitales que harán del eBiking una experiencia aún más atractiva y personal en el futuro. Esto incluye una conectividad sin fisuras. Porque las numerosas funciones nuevas solo resultan divertidas si el hardware y los componentes digitales están perfectamente coordinados. En este ámbito, seguiremos ampliando nuestro lide­razgo en innovación.

"Los servicios digitales cambian la experiencia con la eBike de manera decisiva"

Gregor Dasbach, vicepresidente de Bosch eBike Systems

Stephan Rammler, sociólogo y fundador delInstituto de Diseño del Transporte, predice una transformación fundamental de las ciudades,que solo tendrá éxito con la movilidad sostenible.

 

Señor Rammler, ¿cómo cambiarán las ciudades en el futuro?
Cuando cada vez más personas se trasladan a las zonas urbanas, aumentan también las necesidades de espacio vital, de instalaciones culturales y de ocio, y de movilidad. La cuestión es cómo conciliar las expectativas de futuro con el espacio urbano determinado.

¿Cuál es su respuesta?
La densificación de las ciudades da lugar a la exigencia central de más sostenibilidad, porque de lo contrario simplemente nos quedaremos sin aire para respirar en las ciudades en vista del cambio climático. Esto afecta a muchos ámbitos, pero sobre todo a la movilidad. La propiedad individual del clásico coche de combustión, con su enorme huella ecológica, es un modelo obsoleto. Como se puede ver en las gene­raciones más jóvenes, los patrones de uso están cambiando hacia el uso compartido, desde el coche y los viajes compartidos hasta los servicios de patinetes eléctricos y bicicletas compartidas...

¿Será la ciudad del futuro sin coches?
Yo no iría tan lejos. Pero en el futuro los vehículos más electrificados determinarán el panorama vial. Los responsables políticos deberán crear incentivos para una movilidad más sostenible, por ejemplo introduciendo un peaje urbano para los conductores de automóviles. Porque una cosa está clara: la transformación ya no puede posponerse de forma indeterminada.

"La propiedad individual del clásico coche de combustión, con su enorme huella ecológica, es un modelo obsoleto."

Stephan Rammler, sociólogo y fundador del Instituto de Diseño del Transporte

Ralph Buehler, profesor e investigador en materia de transportes del Centro de Investigación de Virginia Tech (EE. UU.), habla sobre maneras de conseguir una ciudad respetuosa con la bicicleta y el ejemplo de Copenhague. El investigador Ralph Buehler es el autor de los libros "City Cycling" (2012) y "Cycling for Sustainable Cities" (2021), y él mismo se desplaza al trabajo en bicicleta.


Sr. Buehler, Copenhague está considerada en todo el mundo como un modelo de gestión del tráfico respetuoso con las bicicletas, ¿qué pueden aprender de ella otras ciudades?
¿Cuántas ciudades más pequeñas de los Países Bajos pueden presumir de las cifras de ensueño de la capital danesa? El 49 % de sus habitantes se desplazan al trabajo, la universidad o la escuela en bicicleta. Pero esto no ocurrió de la noche a la mañana. Copenhague es una ciudad tradicionalmente favorable a las bicicletas que ha intensificado sus medidas en los últimos 30 años. El motivo por el que la ciudad se ha convertido en un modelo mundial puede resumirse con una fórmula de éxito: carriles bici segregados y protegidos a lo largo de las principales vías de circulación. Permiten avanzar con rapidez y brindan seguridad para todos.

¿Ves indicios de que otras ciudades estén siguiendo su ejemplo?
Sí, ya hay una tendencia en muchas ciudades del mundo a crear carriles bici protegidos para que los ciclistas puedan ir de un punto A a un punto B con seguridad y rapidez, a menudo en combinación con más zonas libres de coches en el centro de las ciudades y carreteras con límites de velocidad. Esto forma parte de una política de transporte que da más espacio a los peatones, los ciclistas y el transporte público, al tiempo que limita el tráfico de automóviles y lo hace menos atractivo. Esto puede verse en Montreal, en Canadá, o en Portland, en Estados Unidos, así como en las metró­polis europeas de París, Viena y Barcelona.

¿Cuáles son los motores de esta evolución?
Los municipios de todo el mundo afrontan el desafío de reducir las emisiones de CO2, minimizar la congestión del tráfico y luchar contra la contaminación atmosférica local. Esta es la única manera de mantener la calidad de vida. Se trata de valores como la salud, la seguridad y las oportunidades de ocio. Para ello, hay que redistribuir el espacio de tráfico.

¿Qué importancia tiene la bicicleta para la transición de la movilidad?
La bicicleta desempeñará un papel importante en el transporte sostenible. Especialmente en las ciudades, es el medio de transporte perfecto para muchas personas para distancias de hasta diez kilómetros. La difusión de las eBikes está dando un nuevo impulso a este desarrollo. Permite recorrer distancias más largas y atrae a nuevos grupos de destinatarios. Por ejemplo, a personas que se desplazan al trabajo sin sudar en los largos y empinados trayectos a la oficina. Sin embargo, un requisito previo es la ampliación de la red de rutas ciclistas para que los habitantes de las zonas periféricas puedan desplazarse rápidamente a las ciudades y volver a casa. Muchas ciudades todavía tienen que ponerse al día en este aspecto.

 

"Es importante contar con carriles bici segregados y rápidos para los ciclistas"

Ralph Buehler, investigador sobre transporte

¿Tienes curiosidad por el futuro de la eBiking?

Vídeo de eBike Vision